miércoles, 3 de junio de 2009

Retorno sl pasado




Desde muy jovencilla, me gustó escribir, unas épocas estaba mas enganchada que otras.
Ahora me viene a la memoria el tiempo en que estudiaba en "El Licéo Francés ". Como me quedaba a comer en el colegio, despues en el recreo, entraba en una clase y escribía, tenía entre manos "Una importante novela para mí", iba a ser la primera que escribiera, me acuerdo perfectamente, que era de intriga; sinceramente tengo que decir que había momentos que me sumergía tanto en el escrito, que cualquier crugido de la madera, cualquier pequeño ruido me sobresaltaba y me hacía pasar verdaderos miedos, a veces no podía frenar ese miedo, y tenía que salir de la clase, y aplazar mi novela.
Os preguntareis el porqué de esta historia, pero es que el otro día, escribiendo en mi pequeño rincón, donde está mi ordenador, empezé a sentir esos miedos absurdos, porque no venían a cuento, quizás en la habitación contigua, se movió algo y sin yo buscarlo, me vino a la memoria, esa época ya lejana, en que una muchacha pecosa jugaba a ser escritora.
Cambiando de tema, debo decir que hoy he compartido, con mi buena y querida amiga Mª Elena, la alegría de saber que Susana su hija ( y mi sobrina postiza), despues de un largo viaje llegó a Esmeralda (Ecuador). Ha ido voluntaria, pues además de ser periodista y trabajar en Valencia, ayuda a una O.N.G., y ha aprovechado su mes de vacaciones, para ir a impartir clases allí, y colaborar, con todas esas personas que lo necesitan, nos ha contado la escasez de luz, la falta de medios, el calor, pero así y todo aunque acaba de llegar está tan encantada, que está viendo la forma de volver a Esmeralda. La verdad que es admirable, a mí tambien me hubiera gustado ir, pero aunque a veces creemos que nosotros hacemos y deshacemos las cosas, cada vez estoy mas convencida, que la vida te pone donde tú debes estar, y te carga de una serie de obligaciones, que no puedes romper.
Desde mi pequeño blog, y con todo el cariño felicito a Susi por la iniciativa que ha tomado; por su valentía y ojalá en el camino que está empezando, todo esté sembrado de rosas, sin que le roce ninguna espina.

1 comentario:

Fabian Lopez Coloma dijo...

jeje, qué foto más graciosilla ;D